¿SABES CóMO COMPORTARTE EN EL GYM?

Todos hemos visto comportamientos inadecuados en el gym, y no está de más revisarlos, tal vez no te des cuenta y cometas alguno de estos  10 errores




Porque a pesar de que los gimnasios y clubes tienen protocolos, en ocasiones se nos olvida seguirlos, y por si quieres recordárselas a alguien que no las cumple en tu lugar de entrenamiento, te presentamos las 10 reglas básicas de etiqueta en el Gym.


1.- Nada de móviles

De verdad, cero llamadas, mensajes, whatsapp y demas ruidos extraños que distraen a las demás personas ejercitándose. Si te ayudas de una app para tus ejercicios, trata de bajarle los sonidos y ser lo más discreto posible.

2.- Cero ligue

De verdad, las chicas que van al gimnasio, en su gran mayoría y según muchas encuestas, no van a conquistar chicos. No quieren ser molestadas y menos durante un press de pierna o una sentadilla particularmente pesada. Controla tus hormonas y aborda al objeto de tu afecto fuera, tendrás más posibilidad de éxito.

3.- Gym Bully

Puedes ser principiante o puedes tener un cuerpo de concurso y años de experiencia, pero de ninguna forma es amable pasearse por el gimnasio lanzando miradas condescendientes hacia los novatos, portándote como el sabelotodo.

4.- Dejar tus discos en la barra

No todo el mundo levanta igual. Dejar tus dos discos de 20 kg de cada lado de la barra de press o sentadilla le dificultará el ejercicio a la siguiente persona. Lo correcto es, al terminar con un aparato, dejarlo como estaba, sin peso.

5.- Limpiar el sudor del equipo

¿De verdad tenemos que explicar esta?

6.- Acaparar el equipo

Sabemos que estás deseoso de que tus pantorillas exploten y se parezcan a tus bíceps, pero estar 45 minutos sentado en la costurera sin dejar pasar a nadie más, no es muy amable. Haz tus rutinas y cambia de ejercicio, luego puedes regresar al que quieras.

7.- Meterte en la fila

El tiempo de todos es valioso, no más el de uno que el de otro. Si alguien está usando el banco de biceps, es de mala educación intentar hacer colarte, aunque sea para hacer una serie rapidita, mientras la otra persona lo está usando. Espera tu turno.

8.- Exceso de ruidos

Cargar es un esfuerzo y conlleva ruidos, pero nadie más tiene ganas de compartir tu dolor contigo.

9.- Exceso de pasarela

Todos queremos ver nuestro progreso en el espejo, y por supuesto, el espejo ayuda a hacer bien los ejercicios, pero no es un desfile de modas ni de músculos. Peor aún cuando te paras entre alguien haciendo su rutina y el espejo. Más modestia, por favor.

10.- Revisar tus abs cada 5 minutos

Ponte un límite, promete hacer esto una vez al dia, tal vez al bañarte o antes de acostarte, en el gimnasio se ve algo exagerado que cada 10 minutos o cada crunch te levantes la camisa a ver si tu lavadero sigue ahí.